El pueblo de Begur, un encantador tesoro en la Costa Brava, es un destino que cautiva a los visitantes con su encanto medieval, su entorno natural impresionante y sus playas idílicas. Este pintoresco pueblo costero tiene mucho que ofrecer, desde su fascinante historia hasta su deliciosa gastronomía. En este artículo, te llevaré a un recorrido por Begur y descubrirás por qué es un tesoro en la Costa Brava.

Historia y arquitectura:

Begur es un lugar lleno de historia y su rica herencia se refleja en su arquitectura. El casco antiguo de Begur está dominado por su imponente castillo medieval, que data del siglo XVI. La estructura del castillo aún se conserva y ofrece vistas panorámicas impresionantes de la ciudad y el mar.

Además del castillo, Begur cuenta con encantadoras calles empedradas, casas de piedra y plazas pintorescas. Pasear por el casco antiguo te transportará a tiempos pasados y te permitirá disfrutar de la autenticidad y el encanto medieval del pueblo.

Playas y calas idílicas:

Begur también es conocido por sus playas y calas de ensueño. Algunas de las más destacadas son Sa Riera, Aiguablava, Sa Tuna y Fornells. Estas playas ofrecen aguas cristalinas, arena dorada y un entorno natural impresionante. Tanto si deseas relajarte bajo el sol como explorar el mundo submarino a través del buceo o el snorkel, estas playas te brindarán una experiencia inolvidable.

Gastronomía:

La gastronomía de Begur es otro aspecto destacado de este encantador pueblo. Encontrarás una amplia variedad de restaurantes y bares que ofrecen deliciosos platos de mariscos frescos, arroces y platos típicos de la región. No te pierdas la oportunidad de probar las gambas a la plancha, la fideuá o los pescados locales, acompañados de un buen vino de la región.

Actividades y eventos:

Además de disfrutar de las playas y la gastronomía, Begur ofrece una variedad de actividades y eventos. Puedes explorar los senderos naturales que rodean el pueblo, visitar los jardines botánicos de Cap Roig o participar en festivales y eventos culturales que tienen lugar a lo largo del año.

Camino de Begur a Sa Riera

Para ir desde el pueblo de Begur, a la playa de Sa Riera, hay un camino precioso y sombrío que desciende junto al riachuelo. Se tardan unos 40 minutos de bajada y 40 minutos de subida de vuelta al pueblo. Un paso muy agradable y recomendable.

Una vez en Sa Riera, se puede seguir por los caminos de ronda que pasan por diferentes playas y calas idílicas.

A parte de Begur, este encantador tesoro de la Costa Brava, encontraréis otros pueblos igual de encantadores en nuestro blog. ¡Os recomendamos que le echéis un vistazo!

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *