Visitar el castillo de Neuschwanstein en Alemania es una experiencia que te transportará a un cuento de hadas. Una visita obligatoria si viajáis por esa zona, tanto para los adultos como para los niños..

El castillo de Neuschwanstein está situado en Baviera, cerca de la ciudad de Füssen. A 130 km de Múnich, es uno de los lugares más visitados de Alemania, que incluimos en nuestra Ruta en coche por Selva Negra, Playmobil Park y Legoland con niños.

Un poco de historia de Neuschwanstein

El castillo de Neuschwanstein (literamente «nuevo cisne de piedra») es uno de los castillos más famosos y emblemáticos de Alemania. Ubicado en Baviera, cerca de la ciudad de Füssen, este castillo es conocido por su arquitectura de cuento de hadas y su conexión con la historia y la cultura alemana.

El castillo de Neuschwanstein fue construido en el siglo XIX durante el reinado del rey Luis II de Baviera, también conocido como el «Rey Loco«. El rey Luis II era un apasionado amante del arte y la cultura, y su visión para el castillo fue inspirada por la ópera de Richard Wagner y el romanticismo.

El castillo de Neuschwanstein es conocido por su estilo arquitectónico romántico y sus elementos de fantasía. Fue diseñado para parecerse a un castillo medieval, pero también incorpora elementos de diseño más modernos. Su diseño y ubicación en una colina empinada con vistas al paisaje circundante le dan un aspecto impresionante y único.

La apariencia del castillo de Neuschwanstein ha inspirado a numerosos cuentos de hadas y películas, incluida la creación del castillo de la Bella Durmiente de Disney. La belleza y la majestuosidad del castillo hacen que se sienta como si hubiera salido directamente de un cuento.

El castillo de Neuschwanstein es una atracción turística muy popular, atrayendo a visitantes de todo el mundo. Las visitas al interior del castillo están disponibles solo a través de visitas guiadas, donde los guías cuentan la historia del castillo y de su rey.

Desde el castillo y sus alrededores, se pueden disfrutar de vistas panorámicas espectaculares de los Alpes y los lagos cercanos, lo que agrega al encanto del lugar.

Información útil para visitar el castillo de Neuschwanstein en Alemania

El castillo de Neuschwanstein es un verdadero símbolo de romanticismo y creatividad arquitectónica. Su belleza y su historia hacen de su visita una experiencia inolvidable para los amantes de la cultura, la historia y la arquitectura. Aquí te dejamos unos consejos para visitar el castillo Neuschwanstein en Alemania.

Cómo llegar: Puedes llegar al castillo de Neuschwanstein en coche, tren o autobús. Si tomas el tren, la estación más cercana es Füssen, y desde allí puedes tomar un autobús o caminar hasta el castillo. Cerca de la población, encontrarás varios parkings de pago donde puedes dejar el coche todo el día.

Desde Munich hay excursiones de un día desde 55 euros por persona.

Horarios y entradas: Verifica los horarios de apertura y cierre en el sitio web oficial del castillo. Visitar el castillo de Neuschwanstein sólo es posible para los visitantes en el marco de una visita guiada. La visita guíada dura unos 30 minutos. Te dejan entrar al castillo 45 minutos antes de la visita. Calcula el tiempo que necesitas para subir hasta el castillo. No te dejarán entrar ni mochilas grandes ni cochecitos de bebé (disponen de unas taquillas en la zona para dejarlas). Las entradas para el Castillo de Neuschwanstein están disponibles en línea en www.hohenschwangau.de. Las entradas restantes están disponibles in situ en el Ticket Center Hohenschwangau, sujetas a disponibilidad y exclusivamente para el mismo día. Ya no es posible hacer reservas. Recordad que el castillo no hay venta de entradas.

Precios de las entradas Castillo de Neuschwanstein 2023

Imagen: Vestidor

Entrada general: 15 euros · Entrada reducida: 14 euros

Para niños y jóvenes hasta los 17 años inclusive la entrada es gratuita.

Entrada combinada «Königsschlösser»(Palacios Reales)

La entrada combinada tiene una validez de 6 meses y permite una visita a cada uno de los palacios de Neuschwanstein, Herrenchiemsee y Linderhof: 31 euros

Tour guiado: El castillo solo se puede visitar mediante un recorrido guiado. Los guías te llevarán por las habitaciones y te contarán la historia del castillo y de su rey, Luis II de Baviera. Es necesario comprar las entradas con anticipación, pero si decides hacer la visita a última hora, a las 8h de la mañana del día que quieras ir, puedes entrar en la web porque suelen sacar entradas de última hora. Nosotros las conseguimos así. Si no consigues entradas para hacer la visita por el interior del castillo, igualmente vale mucho la pena verlo por fuera y por el entorno donde está situado. Es espectacular.

Fotografía: La mayoría de las áreas interiores del castillo no permiten tomar fotografías, así que disfruta de la belleza del lugar en persona.

Subida al castillo: Para llegar al castillo, puedes caminar (aproximadamente 30-40 minutos) o tomar un carruaje tirado por caballos o un autobús. La caminata ofrece vistas panorámicas espectaculares. Cuando subes, fíjate que a la derecha hay un sendero que indica Marienbrücke. Aconsejamos encarecidamente pasar por el puente para disfrutar de las mejores vistas y hacer las mejores fotos. Puede ser que haya cola, pero vale mucho la pena. Una vez en el castillo, la vuelta se hace por un camino de descenso directo que lleva solo 20 minutos.

Marienbrücke (Puente de María): Desde este puente colgante ubicado cerca del castillo, se obtienen vistas icónicas del castillo y el paisaje circundante. Sin embargo, el puente puede estar cerrado en invierno debido a las condiciones climáticas.

Comida y tiendas: En la base del castillo, encontrarás cafeterías, restaurantes y tiendas de recuerdos para comprar souvenirs.

Tiempo de visita: La visita al castillo dura aproximadamente 30-40 minutos, pero debes considerar el tiempo para llegar y la posible espera en las colas.

Calzado cómodo: Dado que hay caminatas involucradas para llegar al castillo y al puente Marienbrücke, asegúrate de usar calzado cómodo y adecuado para caminar.

Reserva con anticipación: Debido a la gran afluencia de turistas, especialmente durante la temporada alta, se recomienda reservar tus entradas con antelación.

¿Dónde alojarse?

Si estás buscando opciones de alojamiento cerca del castillo de Neuschwanstein en Alemania, aquí tienes algunas sugerencias:

  1. Hohenschwangau: Esta es la aldea más cercana al castillo de Neuschwanstein y al castillo de Hohenschwangau. Hay varias opciones de alojamiento, como hoteles y pensiones, en esta área que te permitirán estar a poca distancia a pie de los castillos.
  2. Füssen: Füssen es una ciudad cercana que también ofrece opciones de alojamiento. Está a unos minutos en coche o en transporte público desde los castillos. Füssen es una ciudad encantadora con una rica historia y otras atracciones turísticas.
  3. Schwangau: Otra opción es alojarte en Schwangau, que también está muy cerca de los castillos. Aquí encontrarás hoteles, posadas y casas de huéspedes.
  4. Poblaciones cercanas: Además de Hohenschwangau, Füssen y Schwangau, hay otras poblaciones cercanas que ofrecen opciones de alojamiento. Algunas de estas poblaciones pueden estar a unos 20-30 minutos en coche del castillo.
  5. Alquiler de vacaciones: Puedes buscar alquileres de vacaciones, como casas y apartamentos, en plataformas como Airbnb en las áreas cercanas a los castillos.
  6. Reserva con anticipación: Dado que la región es un destino turístico popular, se recomienda reservar tu alojamiento con anticipación, especialmente durante la temporada alta de turismo.
  7. Transporte: Verifica si el alojamiento que elijas ofrece transporte o acceso conveniente a los castillos. Algunos hoteles pueden ofrecer servicios de transporte o consejos sobre cómo llegar a los castillos.
  8. Vistas panorámicas: Algunos alojamientos pueden ofrecer vistas panorámicas de los castillos y las montañas circundantes, lo que puede agregar un toque especial a tu estancia.
Booking.com

Recuerda que la elección del alojamiento dependerá de tus preferencias personales, presupuesto y planes de viaje. Alojarte cerca del castillo de Neuschwanstein te permitirá aprovechar al máximo tu visita y disfrutar de la belleza de la región.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *