Explorando Cantabria en 6 días con Niños: Un Viaje Inolvidable que realizamos este agosto de 2023 buscando refugiarnos de la ola de calor y disfrutar de sus playas y paisajes verdes.

Cantabria, una región de belleza natural impresionante en el norte de España, ofrece una amplia gama de experiencias para toda la familia. Si estás planeando unas vacaciones con niños, te alegrará saber que Cantabria tiene mucho que ofrecer. Durante nuestro viaje de 6 días, exploramos la región y descubrimos lugares fascinantes que mantuvieron a nuestros pequeños emocionados en todo momento.

Estuvimos alojados en Laredo. El Camping Laredo fue nuestra base para visitar la zona en coche.

Día 1: Descubriendo el Encanto de Santillana de Mar, Altamira y el Laberinto de Villapresente

Comenzamos nuestro viaje en el encantador pueblo de Santillana de Mar, donde las calles empedradas y las casas antiguas nos transportaron a otro tiempo.

Visitamos la réplica de la Cueva de Altamira, una experiencia educativa y entretenida para los niños, donde pudieron conocer la historia del arte rupestre. El Museo de la Neocueva de Altimira se encuentra a 2km de Santillana de Mar. Los domingos por la tarde, las entradas son gratuitas.

Luego, a 10 minutos de allí, nos dirigimos al Laberinto de Villapresente, donde toda la familia disfrutamos corriendo y explorando sus pasillos desafiantes. Una experiencia 100% recomendable.

Día 2: Un Día Emocionante en el Parque de Cabárceno

El segundo día nos dirigimos al Parque de la Naturaleza de Cabárceno, una experiencia que dejó a nuestros niños maravillados. Pudieron ver animales de todo el mundo en hábitats espaciosos y naturales. Desde leones hasta elefantes, cada encuentro fue emocionante y educativo. Nos impresionó poder ver todo el parque desde las alturas de teleférico y el espectáculo de las aves rapaces.

Día 3: Aventuras en San Vicente de la Barquera y la Playa de Oyambre

En el tercer día, nos dirigimos a San Vicente de la Barquera, un pintoresco pueblo costero. Exploramos su casco antiguo y disfrutamos de las impresionantes vistas desde el castillo.

El pájaro amarillo aterrizó en la playa de Oyambre en 1929.

Luego nos dirigimos a la playa de Oyambre, donde los niños construyeron castillos de arena y corrieron por la orilla. Es un playa inmensa, con piscinas naturales formadas por las mareas, ideales para que los niños juegen.

Explorando la Belleza Natural de Cantabria: Playa de Oyambre

En la pintoresca región de Cantabria, en el norte de España, se encuentra un verdadero tesoro costero: la Playa de Oyambre. Situada a tan solo unos kilómetros de las encantadoras localidades de Comillas y San Vicente de la Barquera, esta joya natural es uno de los destinos más impresionantes que Cantabria tiene para ofrecer.

Un Oasis en el Parque Natural de Oyambre
Enclavada en el corazón del Parque Natural de Oyambre, la Playa de Oyambre se erige como un rincón de serenidad y belleza en el litoral cántabro. Este parque natural es reconocido por su excepcional diversidad de paisajes, que abarcan desde extensos arenales hasta exuberantes espacios verdes. La playa ocupa un lugar central en esta paleta de maravillas naturales.

Una Extensión de Asombro
La Playa de Oyambre se extiende majestuosamente a lo largo de más de 2 kilómetros de costa, acariciando las aguas del Mar Cantábrico. Con su arena dorada y fina, esta playa se convierte en el lienzo perfecto para los atardeceres espectaculares y las caminatas relajantes. Rodeada por un campo de dunas que actúa como una barrera natural, la playa está separada de la Ría de la Rabia, lo que añade un toque de misterio a su paisaje.

Un Encuentro con la Naturaleza
La Playa de Oyambre es más que un simple destino de sol y mar. En su abrazo, se fusionan las dunas ondulantes con la vegetación que se arraiga en las proximidades. Esta comunión entre tierra y agua crea un ambiente único que invita a los amantes de la naturaleza a explorar sus rincones y a deleitarse con su biodiversidad.

Una Joya Rústica con Comodidades Modernas
A pesar de su atmósfera rústica y apartada, la Playa de Oyambre no escatima en comodidades para sus visitantes. Con una ocupación moderada, ofrece varios servicios que garantizan una experiencia placentera para todos. Desde áreas para descansar hasta opciones para practicar deportes acuáticos, esta playa se asegura de que cada visitante encuentre algo que le atraiga.

Un Escape Frecuentado pero Sereno
A pesar de su popularidad, la Playa de Oyambre mantiene un aura de serenidad y tranquilidad. Su ubicación aislada dentro del Parque Natural de Oyambre le permite evadir en gran medida las aglomeraciones, lo que la convierte en un refugio perfecto para quienes buscan un escape de la rutina.

Estas playas kilométricas disponen de parkings por 3 euros el día. No tienen duchas pero sí socorristas. Por muchos coches que veáis, las playas son inmensas y la perceción es de que hay poca gente.

Una de estas playas, es el Pájaro Amarillo. Esta playa es tan inmensa que desde el cielo pareció una enorme pista de aterrizaje. Al atardecer del 14 de junio de 1929, en la playa de Oyambre, cuatro hombres bajaron del avión con el que acababan de realizar un aterrizaje de emergencia. Se trataba de los tripulantes de un aeroplano francés, procedente de Estados Unidos, y que había pretendido llegar a París en vuelo sin escalas. Por su color, ese avión será conocido como el pájaro amarillo.

Si estás en búsqueda de un rincón mágico en la costa de Cantabria, la Playa de Oyambre es la respuesta. Sus paisajes cautivadores, su combinación única de dunas y vegetación, y su atmósfera serena la convierten en un destino inolvidable para los amantes de la naturaleza y los exploradores en busca de nuevas experiencias. Sumérgete en la belleza de Cantabria y descubre la Playa de Oyambre, un lugar donde la tierra y el mar se abrazan en armonía.

Día 4: Naturaleza en Cabezón de la Sal y Elegancia en Comillas

En el cuarto día, visitamos Cabezón de la Sal para adentrarnos en un bosque de secuoyas. Los niños quedaron asombrados por la majestuosidad de estos árboles gigantes.

Luego, exploramos Comillas y el Capricho de Gaudí, una obra arquitectónica única que cautivó tanto a adultos como a niños.

Día 5: Maravillas Subterráneas en la Cueva del Soplao y Diversión en la Playa de Barnejo-Berrellín

El quinto día nos llevó a la emocionante Cueva del Soplao, donde los niños quedaron fascinados por las formaciones de estalactitas y estalagmitas. Un tren te adentra en las cuevas, donde seguirás la visita guiada a pie. Recomendamos comprar las entradas con antelación, sobre todo en épocas muy turísticas. Dentro de la cueva no se pueden hacer fotografías ni grabaciones.

Luego, nos relajamos en la hermosa playa de Berrellín, donde a parte de tomar miles de fotos, pudimos disfrutar de las pequeñas charcas formadas por la marea y la inmensidad de las playas. Disponen de parking por 3 euros al día, duchas, pero no hay socorristas.

Día 6: Descubriendo Santander y su Belleza Costera

Nuestro último día lo dedicamos a Santander. Exploramos sus playas, caminamos por la Península de la Magdalena y visitamos el imponente Faro del Cabo Mayor. El Museo Marítimo cautivó a los niños con su colección de barcos, artefactos marinos, acuario y esqueletos de cetáceos encontrados en playas cercanas.

En resumen, nuestro viaje de 6 días por Cantabria con niños fue una aventura inolvidable llena de diversión, descubrimiento y asombro. Desde la historia antigua hasta la belleza natural y la arquitectura moderna, Cantabria tiene algo para cada miembro de la familia. Si estás buscando un destino versátil y emocionante para tus próximas vacaciones en familia, Cantabria es definitivamente una excelente opción.

¿Dónde alojarse en Cantábria?

A la hora de decidir dónde alojarse en Cantabria, hay varias opciones que puedes considerar, dependiendo de tus preferencias y actividades planeadas. Aquí hay algunas áreas populares para alojarse:

  1. Santander: La capital de la región ofrece una variedad de hoteles, restaurantes y atracciones culturales. Puedes disfrutar de las playas urbanas, pasear por el Paseo de Pereda y visitar el Palacio de la Magdalena.
  2. Santillana del Mar: Este pueblo medieval es famoso por su encanto histórico y arquitectura bien conservada. Es un lugar popular para alojarse y explorar las cuevas de Altamira, conocidas por sus pinturas rupestres.
  3. Comillas: Otro pintoresco pueblo costero con edificios modernistas y playas atractivas. Destaca por el Capricho de Gaudí y la Universidad Pontificia.
  4. Picos de Europa: Si te gustan las montañas y la naturaleza, considera alojarte en la zona de los Picos de Europa. Puedes encontrar alojamiento en pueblos como Potes y disfrutar de rutas de senderismo espectaculares.
  5. Costa occidental: Lugares como San Vicente de la Barquera ofrecen playas hermosas y un ambiente costero relajado.
  6. Costa oriental: Localidades como Laredo y Castro Urdiales también ofrecen playas y un ambiente marítimo, perfecto para relajarse.
Booking.com

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *